Saltar al contenido

¿Por qué es tan difícil vender servicios de SEO?

Te voy a explicar el típico caso de un cliente que necesita un buen trabajo de SEO pero es reacio a aceptar que lo necesita.

Hablas con un potencial cliente, y le dices que necesita backlinks, generar tráfico, establecer anchor texts de entrada y disponer de una estrategia de publicación y de enlazado. En otras palabras, que necesita trabajar el posicionamiento.

A la mayoría, todo esto les suena a chino. El cliente quiere vender más y no sabe si venderá más. Y de ser así ¿Venderá más de lo que tendrá que pagar por vender más? O sea, ¿El servicio de SEO le costará menos de lo que ingresará gracias a él?

Cuando le comentas que su web no está optimizada para SEO, ni para rendimiento, que la experiencia móvil es pobre y que hay que sumar al presupuesto una puesta a punto de la web. Pues son problemas que no estaban previstos. No siempre es así. Pero pasa.

¿Que otros problemas me encuentro?

Problemas porque la web se la lleva otra empresa y tiene miedo de decirles que la web “está mal”. Decirles que la va a rehacer, pero se lo hará otro.

La web quizá sea muy bonita, pero no hablamos de eso. Hablamos de si está optimizada para SEO y para brindar una buena experiencia de usuario.

Luego está el problema del miedo (fundado) de que quien le hizo la web se la tire abajo o no se la quiera traspasar. Porque es más común de lo que me gustaría, que la empresa diseñadora del sitio web empiece con ciertas amenazas veladas sobre los “problemas” de no tener con ellos la web. Profesionales hay, pero no todos son honestos ni buenos perdedores.

En realidad, puedo garantizar que la visibilización del negocio mejorará, pero no es mi negocio y yo no vendo. Solo puedo garantizar que más gente verá su web, su marca y sus productos. Eso se tiene que traducir en más ventas. Pero no puedo decir un número. Eso no es posible.

Una de las barreras más importantes para dejar a un lado la inversión en posicionamiento web es la tendencia entendible de querer reducir los costes para aumentar el margen de beneficio.

El problema de este planteamiento es que una empresa que no tenga serios problemas económicos ha de invertir en crecer y en captar nuevos clientes. Tu web es un comercial más. Con la ventaja de que puede visitar a un cliente al día o a 100.000 clientes. Y la diferencia entre un caso y otro en lo que se refiere a la cifra de ventas se notará mucho. El SEO no será el coste del sueldo de 100.000 comerciales. Seguramente no llegue al de uno, pero ese uno, puede hacer el trabajo de miles.

Conclusión

El SEO puede generar un incremento radical en el número de visitas a un sitio web.

Quien encarga una página, la quiere para atraer a nuevos clientes. También para poder fidelizar a los ya existentes mostrándoles ofertas o nuevos productos. Pero lo principal es lo primero: atraer a nuevos clientes.

Si un buen SEO incrementa radicalmente el numero de visitas:

Más visitas = más clientes

Por lo tanto:

La inversión en SEO es obligatoria si

  • Queremos más clientes.
  • La competencia está haciendo SEO.
    Seguramente lo estará haciendo o lo hará en el futuro. Quien antes empiece, tendrá ventaja.
  • Queremos rentabilizar la web.
    Si la web la encargamos para algo y nos cuesta dinero mantenerla ¿No sería poco inteligente no invertir en ella?
  • Entendemos que no es un gasto, que es una inversión segura.

Una vez abordados las típicas barreras que alguien puede tener en lo referente a la inversión en posicionamiento Web. ¿Aun crees que no has de invertir en ello?

Download Premium WordPress Themes Free
Download Best WordPress Themes Free Download
Download WordPress Themes Free
Download Nulled WordPress Themes
free download udemy paid course